Home / Textos / Comunicados y Resoluciones / PUYALÓN SUSPENDE SU PARTICIPACIÓN EN ZARAGOZA EN COMÚN

PUYALÓN SUSPENDE SU PARTICIPACIÓN EN ZARAGOZA EN COMÚN

    El reiterado incumplimiento de acuerdos técnicos, políticos y programáticos llevan a la organización soberanista a poner en suspenso su participación en ZEC.

    La pluralidad en ZEC, desde la puesta en marcha del gobierno municipal, no se ha respetado. Las diferentes sensibilidades políticas no han recibido un trato igual ni acorde a las bases a las que legítima y democráticamente representaban, de acuerdo a los resultados de las votaciones en primarias para la conformación de la lista electoral.

    Se bloqueó nuestra presencia en aquellos espacios donde se toman decisiones (Grupo Municipal, Gobierno y Coordinadora), lo que lógicamente ha venido con el tiempo alejando posiciones del gobierno municipal; siguiendo esta lógica, ZEC dejó de incidir en el programa de transformación de la ciudad, dedicándose a la mera gestión desde el primer verano en la institución, olvidando aspectos programáticos tan importantes como la gestión pública, las municipalizaciones en todas las áreas de gobierno, la descentralización y desconcentración, o medidas de protección de la lengua aragonesa.

    No es solo mejorar las condiciones de vida de la gente someramente, la izquierda y los movimientos de transformación debemos abanderar luchas ideológicas que confronten con los poderes económicos, y prácticamente nada se ha hecho en estos años de gobierno en este sentido. Las medidas reformistas y de no confrontación con el PSOE han hecho que en muy poco tiempo ZEC dejara de ser capaz de conectar con esos sectores populares que le prestaron su voto.

    La ilusión por construir y participar en un proyecto de cambio, en el que se diera prioridad a las personas por encima de otros intereses, rápidamente se esfumó ante la incapacidad, funcionamiento y tibieza en la toma de decisiones. Todo esto no ha propiciado un cambio real en la política zaragozana ni las condiciones de vida de la gente.

    Además, un grupo municipal aislado y alejado de las bases de ZEC, a las que siquiera ha informado de la toma de muchas decisiones convirtió en un paripé la participación orgánica y consolidó un modelo organizativo poco eficiente y con una calidad democrática que no ha generado los más mínimos estándares democráticos.

    Claramente no involucrar a los diferentes grupos organizados (principalmente partidos) en el diseño de la acción de gobierno y la construcción de una organización plural ha sido un error que la izquierda zaragozana arrastrará durante años.

    Por otro lado también denunciamos que los acuerdos alcanzados por parte de nuestra organización en materias técnicas (recursos) no han sido respetados. Estos acuerdos siempre fueron alcanzados en foros o espacios organizados por ZEC, y pretendieron terminar con la permanente situación de siseo y cambalache de las que algunas corrientes se han visto beneficiadas durante estos años dada su posición predominante en la institución. La pluralidad en su reparto excluyó a Puyalón de los espacios de toma de decisión y evitó generar vinculación con la toma de decisiones adoptadas.

    Pero como señalábamos no solo ha fallado el funcionamiento interno: transparencia, participación, equidad en la captación de quienes pudieran aportar más en la institución y consolidación de un movimiento político de base amplia atendiendo a sus méritos y capacidades, y atención a la pluralidad. Tampoco el programa electoral con el que ZEC concurrió a las elecciones municipales se ha cumplido o intentado cumplir en términos generales, lejos de apartados concretos por voluntad de la concejalía responsable de la materia. No ha habido un plan de gobierno y mucho menos una acción de gobierno planificada, coordinada y contemporizada para alcanzar los objetivos específicos que las bases de ZEC fijaron en su programa electoral para la transformación de la ciudad desde el gobierno. La no elaboración y posterior seguimiento de un plan de gobierno y un plan estratégico han sido un lastre que ha obligado de manera constante a improvisar las acciones del gobierno, tal y como advertimos en su día.

    El balance es negativo; y el reiterado incumplimiento de acuerdos técnicos, políticos y programáticos en el seno Zaragoza en Común han llevado a Puyalón de Cuchas a poner en suspenso la participación de nuestra organización en la mencionada plataforma electoral.