Home / Textos / Notas de Prensa / Puyalón de Cuchas ha participado en el día de hoy en la manifestación “Inundemos la CHE”

Puyalón de Cuchas ha participado en el día de hoy en la manifestación “Inundemos la CHE”

    Una amplia representación de movimientos sociales, políticos y sindicales arropa en Zaragoza a los habitantes de Artieda e imputados, tras las cargas policiales del pasado 10 de octubre.

    Además de los motivos obvios de oposición por valores medioambientales, existen otros más de fondo relacionados con el modelo de desarrollo: vivir en el territorio, conservarlo no solo como valor ecológico sino también como medio de desarrollo socioeconómico.

    En declaraciones de, Zesar Corella Coordinador Nacional de Puyalón de Cuchas “desde esta mirada existen alternativas en la gestión del agua, eficientes y respetuosas con el medio, la montaña y sus habitantes, bajo parámetros radicalmente opuestos a los de la lógica capitalista al servicio de intereses particulares de las empresas del hormigón y los propietarios de derechos sobre el agua para el regadío. En este sentido supone un doble castigo para la zona y además de una forma innecesaria”.

    Con la construcción del actual pantano de Yesa padecimos una fuerte despoblación y abandono de una forma de vida que durante generaciones permitió acumular riqueza material e inmaterial.

    Así, el recrecimiento de Yesa supone un doble peaje que la comarca tiene que pagar para un supuesto desarrollo de Aragón.

    Si ahora hablamos en concreto de las expropiaciones, podemos reafirmarnos en los siguientes acontecimientos: la expropiación se realiza por vía de urgencia, apoyándose en un documento fechado en 2001, tierras para obras de acompañamiento que nada tienen que ver con el recrecimiento de Yesa

    En concreto se expropian tierras sin dejar de recoger la cosecha para ampliar una carretera y un puente que sustituyen a las actuales, quedando anegadas con el llenado de un pantano recrecido del cual no han comenzado su elevación.

    Finalmente, estos hechos suponen una agresión directa, innecesaria, e inmediata por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro para minar la moral de las gentes de Artieda y movimientos en oposición de Yesa, con el objetivo de que sus habitantes abandonen sus tierras, y dejen su resistencia, cosa que no sucederá.