Home / Territorio / Aragón / Puyalón exige la derogación de la LOMCE

Puyalón exige la derogación de la LOMCE

    Esta semana el Ministerio de Educación ha presentado el anteproyecto de una nueva ley educativa (LOMCE) que desde Puyalón de Cuchas sólo podemos valorar como regresiva, neoliberal y españolista. Dentro de toda la ofensiva neocon de los últimos tiempos, esta reforma es un paso más en la erosión y destrucción del sistema educativo público del Estado español. En este sentido nos oponemos por que:

    • Se produce una recentralización de los currículos de las Comunidades Autónomas, ya que el poder central pasa a controlar el 65% de los temarios educativos en las autonomías con lengua propia oficial. En Aragón, esta situación se agrava más por el etnocidio perpetrado por el Gobierno autonómico contra las lenguas patrimoniales. En otros países como Catalunya se produce un severo ataque a las políticas de inmersión lingüística con el único objetivo de “españolizar a los catalanes”, en palabras del propio Ministro Wert.
    • Fomenta la segregación de género que comporta la promoción y ayuda a centros con educación diferenciada por sexos.
    • Hay una pérdida de soberanía de los Consejos Escolares en relación al proyecto educativo, la gestión de los centros o sus normas de funcionamiento, quedando estos entes como meros órganos consultivos.
    • Erosiona la autonomía de los claustros, ya que el Director será elegido directamente por la administración, inculcando adoctrinamiento ideológico (o partidista) en esta medida.
    • La potenciación de las materias instrumentales en detrimento de las Humanidades tiene unas connotaciones negativas a la hora de educar en valores de pensamiento crítico al alumnado.
    • La vuelta a las reválidas (4 exámenes entre los 8 y los 17 años), obviando cualquier criterio pedagógico y dando por bueno el sistema franquista de filtros para seleccionar alumnos de forma clasista y desigual.
    • La recuperación de los privilegios de la Iglesia Católica, rearmando su poder en la formación cívica y moral del alumnado.

    Por estas razones la organización política de la izquierda independentista aragonesa hace un llamamiento a las protestas generalizadas y a la derogación de esta ley, ya que el camino en el que trabajamos es el de una educación laica, pública, aragonesa y libre de convencionalismos tecno-burgueses.