Warning: Creating default object from empty value in /homepages/5/d420049815/htdocs/wp-content/plugins/zdmultilang/zd_multilang.php on line 1450
D’o nacionalismo a o independentismo. Organización, tactica y estratechia
Home / Arias / Construcción Nacional / D’o nacionalismo a o independentismo. Organización, tactica y estratechia

D’o nacionalismo a o independentismo. Organización, tactica y estratechia

As ideyas no viven sin organización”. Antonio Gramsci.

1. Tot pensamiento politico que se precie como, no ya revolucionario, sino de cuchas, debe estar dinamico, adaptar-se t’a reyalidat cambiant y planteyar a suya intervención en ella en base a criterios tacticos que planteyen un correcto treballo teorico-practico (discusión ideolochica y intervencions concretas en a reyalidat cutiana) capable de chenerar esmo de clase, ta largo plazo, y de traza estratechica, estar capable de resolver os intreses historicos d’os pueblos treballadors oprimius y explotaus.

Ye lo que, en l’actualidat, con un acotolamiento impresionant d’a clase obrera tant en lo subchetivo (acotole de l’esmo), como en l’obchetivo (terciarización, desindustrialización, precarización y temporalidat), toca. Nos pertoca, pues, escomencipiar como qui diz, cuasi de zero.

D’o revés (l’ausencia de pensamiento dinamico critico-autocritico) nos abocina t’a fosilización ideolochica, a o dogmatismo, a l’ausencia de autocritica, t’a perpetuación de trazas entivocadas pero facils de fer politica. A lo que ye contrario a o marxismo y a o socialismo revolucionario. Ello nos leva a la no previsión d’os movimientos d’os enemigos de clase, u talment, t’a colaboración deliberada y chustificada en base a tacticas entivocadas que nos fan estar arrocegaus por ellos, no ya por o suyo pensamiento, sino tamién por a suya practica politica.

Iste acomodamiento y manca de cuestionamiento de contino d’as reyalidatz cambiants nos fa meter-nos t’a coda de sectors chicotz burgueses, y lechitimar-los ta que sigan ells os que nos arroceguen ent’a protección d’os suyos intreses, que no en son os nuestros. Existen multitut d’eixemplos en os que sectors revolucionarios nos hemos metiu t’a coda d’a chicota burguesía ta, chuntos, esfender-nos d’o gran capital, estando finalment absorbius, dividius y dinamitaus.

No i ha que trafucar l’acumulación de fuerzas populars y anticapitalistas en base a un programa de minimos que siga capable de planteyar una alternativa revolucionaria socialista, con deixar por un costau os nuestros obchetivos estratechicos en pos de unidatz ficticias (cuasi siempre electorals) que resultan siempre beneficiosas t’os intreses d’os ligallos hechemonicos d’ixas unidatz, que gosan estar, por a suya ambiguedat y laxitut de discurso, os sectors reformistas y socialdemocratas.

Asinas, ye menester meter o nuestro pensamiento y practica politica en consonancia con os cambeos socials ta d’ista traza, desembolicar unas buenas luitas tacticas que nos faigan enantar ent’a misión historica que como pueblo y clase treballadera, tenemos as y os aragoneses. As luitas y estratechias que tien hue a cucha nacional aragonesa, no son, ni pueden estar as mesmas, que as que teneba o rechionalismo de cuchas en os anyos 80 y especialment en os 90.

As reivindicacions autonomistas, por a identidat nacional, estieron reivindicacions de cariz democratico, que no tenioron, pero debieran haber teniu, muito de transicionals, de trango previo enta politicas autodeterministicas esclateras, con un sucheto colectivo, o pueblo treballador aragonés, como principal protagonista. No estión asinas. Se quedoron en tibias reclamacions tecnicas,(no politicas, crosidadas más que conquistadas) de mayor autogobierno.

Ixe camin, liderau en os 90 por as politicas reformistas de CHA (do s’integraban sectors más de cuchas y rupturistas), remató lechitimando a mesma esencia d’un Estau espanyol antidemocratico (por borbonico y capitalista), con as suyas politicas reformistas y integracionistas, (por pseudo-federalistas), que yeran aleixadas de cualsiquier intrés d’o pueblo treballador aragonés, que nomas feban chicorrons, superficials y vagas cucadetas con cuestions coyunturals y sectorials como l’ecolochismo, a identidat y a cultura u l’antimilitarismo.

L’aragonesismo politico más t’a cucha lechitimó a Espanya. Pero as reyalidatz cambean, y encara que ixe partiu contine perpetuando unas politicas parellanas aleixadas de cualsiquier intrés de clase d’o pueblo aragonés, y contine, con o suyo federalismo, lechitimando a l’Estau espanyol, hue ya no nos trobamos en l’Aragón d’a postransición.

S’han desembolicau nuevas condicions obchetivas (crisi capitalista internacional y historica, desembolique de nuevas trazas d’organización y protesta social, nuevos marcos de luita de concarar-se nacionalment a l’Estau…), y tamién subchetivas (nuevo empenton a os esmos nacionals en l’Estau, chicota puyada de l’esmo de clase…)que han permitiu o naiximiento d’una izquierda rupturista, independentista y de clase, que vien en gran parti d’iste aragonesismo de cuchas, pero s’ha enriquiu con elementos ideolochicos d’atras tendencias y corrients politicas.

As reivindicacions de mayor autogobierno en un marco capitalista y monarquico son una irreyalidat. L’Estau d’as autonomías ha quedau viello, y a Historia ha contrimostrau que, no nomas no ha satisfeito os intreses d’as clases treballaderas (no se podeba asperar atra cosa, pues estio feito por a oligarquía espanyolista), sino que ha suposau a construcción d’o tarabidau propicio t’o fomento d’a especulación y o chuego caciquil politiquero.

En o suyo diya, cierto ye, estio progresista y, si de qualcosa ha serviu ha estau ta creyar as condicions propicias ta que en o suyo seno haigan creixiu, o recreixiu, as opcions revolucionarias independentistas y de clase.

En a dinamica d’a Historia, ye menester, y chusto, entender istos enantos politicos, democraticos y socials como experiencias de luita y reivindicación d’os dreitos nacionals d’o pueblo aragonés. Pero, con tot y con ixo, astí quedoron. Estioron experiencias y prochectos que rispondieron aun tiempo concreto, que se creyaron como rispuestas necesarias ta resolver unas contradiccions concretas, pero que una vegada superadas, o suyo estatismo antidialectico y antidinamico, no fa sino servir de muro de contención, reaccionario y conservador, t’o menester empoderamiento d’o pueblo treballador aragonés.

Una vegada resuelto lo tema de l’autonomía y l’autogubierno tecnico, as luitas tien que ir dilla d’aqueras reivindicacions democraticas. Lo que alavez se planteyaba como democracia y autonomía (u autogubierno) como dos caras d’a mesma moneda, hue ye menester dar un trango más en a Historia y en o avance que a luita de clases exiche. Ye menester pasar de “democracia y autogubierno” a “socialismo y independencia”. Ye o trango indispensable t’a liberación d’o pueblo treballador aragonés.

2. Alavez, os prochectos partidistas y organizativos, tien que estar meyos t’aconseguir fins, y no plegar a estar fins en sí mesmos. Han d’estar rispuestas a realidatz y epocas determinadas, a nacions concretas, y no expresions abstractas. A construcción nacional, tamién debe riponder a ixas realidatz obchetivas, concretas y presents. Y en ixe marco se debe situar l’esfuerzo d’a cucha nacional aragonesa. A construcción d’una nación a o servicio d’a suya clase treballadera en base t’a realidat actual.

As nacions no son entes anquilosados en a historia, lechitimados en ella, por muito que siga o factor lechitimario decisivo t’a ideolochía dominante. Considerar-lo asinas ye aceptar el inmovilismo social, contrario t’a dialectica historica y luita de clases.

A construcción nacional risponde a situacions obchetivas y concretas d’epocas historicas determinadas. A nación aragonesa tien que estar construyida, y ye estando construyida en a mida d’o posible, por o suyo pueblo treballador aragonés, diya par d’atro, t’a suya mida, y ta satisfer os suyos intreses historicos.

Allora, en base a ixos condicionants obchetivos y materials que definen Aragón como nación en l’actualidat, (disfuncions productivas ciudat-campo, poquet desembolique industrial, alto desequilibrio poblacional, colonialismo interior, emigración forzada tant interior como exterior, eterno caciquismo rural, preocupants nivels d’ature, asinas asinas…) ye menester chenerar ixa conciencia nacional y subchetiva, que meta en entredito as contradiccions nacionals sobre as que s’ha construyiu l’Estau espanyol como traza de guaranciar os intreses d’as clases dominants.

Chenerar a concaradura nacional entre Aragón y España significaría dar un trango entabant en a luita de clases, en a conquista d’o nuestro destino como pueblo, en a capacidat de decisión y control d’os nuestros recursos y as nuestras vidas por nusatras mesmas. Por ixo amenistamos ixa tactica-estratechia independentista ta conquistar o nuestro futuro, porque en as nacions sin Estau, a luita de clases se transforma irremediablement en una luita de liberación nacional. Y asinas ye en Aragón.

Debant d’os actos que s’han visto istos diyas arredol d’o 20 d’aviento, han estau os d’a Cucha Independentista os unicos aleixaus d’ixe cariz historicista y interclasista. Os unicos que fan un poder por conoixer a realidat actual d’a sociedat aragonesa, d’a suya clase treballadera, y planteyar una tactica y estratechia adecuada ta concarar l’esdevenidero con visions de victoria. A resta ye historicismo, ideyalismo, interclasismo deliberau ta mantener l’actual sistema socio-economico.

A nuestra nación s’ha construyiu, y contina en construcción, en contraposición a achentes historicos externos que l’han sozmetiu, ninguneau, aculturizau y moldeau seguntes os suyos intreses. Por ello, y conoixiendo istas experiencias historicas, o pueblo treballador aragonés no puet cayer hue, de nuevo, en a error de continar reclamando eternament dentro d’o marco capitalista espanyol dreitos historicos que han estau negaus.

En l’actualidat a nuestra misión historica ye, tenendo muit esclatero lo estratechico (comunismo internacionalista), y lo tactico-estratechico (independencia y socialismo), treballar por l’empoderamiento d’a suya clase obrera, dende lo más immediato y cutiano (luitas laborals concretas, desahucios, esfensa d’a sanidat y a educación publica, asinas asinas…), dica lo tactico en una fase superior, isto ye, por un marco aragonés de relacions laborals, por a desaparixión d’as provincias y as suyas diputacions chestoras, por a democratización d’a politica y d’a economía, (municipalismo, asambleyas de vico y de lugars como unicas ferramientas de poder y control democratico d’os nuestros recursos economicos y de decisión politica democratica, nacionalización d’a propiedat que chenera riqueza), por o reconoiximiento d’a nuestra cultura popular, mas que mas d’as luengas minoritarias…y asinas estar capables de creyar as condicions nacionals (que son socials) necesarias ta concarar-nos con o modelo capitalista espanyol y caminar enta un modelo economico y social propio, construyiu por as y os aragoneses, a o servicio d’a clase treballadera aragonesa (chovens precarios, paraus, chicotz agricultors y autonomos proletarizaus, obreros industrials y de servicios, estudiants…).

Ixe modelo que queremos nomas puet estar o socialismo en lo economico y a independencia en lo politico. Y a esfensa d’iste modelo nomas se puet guaranciar mediante o comunismo internacional a o que aspiramos contribuyir mediante a construcción d’o nuestro propio modelo socialista.

3. D’una man, como ya he mencionau, Aragón ye un país inmensament gran, con un desequilibrio poblacional alarmant. Se compone de multitut de pueblos chicorrons y territorios muit despoblaus y aislaus, y con una capital que reculle a cuasi a mitat d’a suya población, con un teixido industrial baixo y concentrau, d’atra man, o modelo social que o pueblo planteye debe estar propio, valorando as caracteristicas d’iste país, que satisfaga os intreses d’a clase obrera aragonesa, pero mas que mas, debe estar un modelo, debatiu, y metiu en marcha por o pueblo, dende as estructuras antis nombradas (municipalismo, asinas asinas…).

Ye menester construyir un Aragón t’as y os aragoneses, t’o suyo pueblo, t’a suya clase treballadera. Se fa menester y urchente (t’a propia supervivencia d’a clase obrera aragonesa y d’Aragón como país) rematar con ista Comunidat Autonoma Aragonesa, creyada ta satisfer os intreses de burocratas, especuladors, empresarios y caciques rurals.

Por ixo ye menester un partiu politico revolucionario, independentista y socialista, que risponda a os intreses d’a clase obrera aragonesa, que a suya tactica cutiana siga la intervención en o movimiento obrero y en os movimientos socials, que a suya tactica-estratechia siga o socialismo y a independencia, y que a suya estratechia siga o comunismo internacionalista. Iste partiu debe risponder a os intreses obchetivos y immediatos d’a clase obrera aragonesa y tien que estar capable de organizar-la y dirichir-la enta la victoria.

A suya traza organizativa tien que risponder a os intreses d’o pueblo treballador aragonés (nuevas trazas organizativas esvielladas en base a o centralismo democratico). Iste partiu, que hemos prencipau a construyir rispondiendo a la madurez politica y a unas necesidatz obchetivas y concretas, en l’actualidat ye Puyalón de Cuchas, lo que no quier decir que siga O Partiu, que no admita cambios, discusions, rufiertas y variacions que rispondan t’as realidatz concretas historicas. Pues ello nos levaría a anquilosar-nos, tornar a os mesmos errors pasaus, y convertir ista ferramienta, meyo, t’a liberación social y nacional en un fin.

No i ha que tener medrana a enfrontinar-se ideolochicament, a o debat social y amplo, t’a construcción contina, a ixa revolución permanent y necesaria (critica-autocritica), que nos leve a clarificar posturas y estratechias a o conchunto d’a cucha independentista aragonesa.

4. Allora, en l’actual marco de l’Estau espanyol, aon o nacionalismo embreca estar chovinista y emparar os ideyals chicotz burgueses, se fa menester construyir una alternativa a concarar. Ixa alternativa, frent a o nacionalismo de cuchas, ye l’independentismo revolucionario y de clase, como traza tactica-estratechica ta escanar a luita de clases en as nacions sin Estau.

Por ello a clase treballadera aragonesa hemos de refirmar ista estratechia revolucionaria ta planteyar alternativas de empoderamiento popular ta contribuyir a l’aniquilamiento d’as estructuras estatals que guarancian o poder d’as oligarquías.

Como hemos dito, hue y en o immediato, en lo tactico ye menester treballar en pos d’as sinerchias y a unidat con atras fuerzas revolucionarias, nacionals y internacionals. L’acumulación de fuerzas ye alazetal ta enantar enta, en lo tactico-estratechico, a construcción d’una realidat socialista, do en lo politico, siga la democracia participativa y popular a que gubierne a sociedat ta, en lo economico chestionar os nuestros recursos y a nuestra producción en beneficio d’a mayoría social y no d’os intreses privaus locals y extrancheros.

En lo estratechico, no podemos ixublidar, por leixano, a contribución a o comunismo internacionalista que guarancie a pervivencia de l’Estau socialista que aspiramos.

Ye menester parlar sin medrana, (mas que mas en epocas de crisi y agudización d’a luita de clases) y planteyar alternativas plateras t’o empoderamiento y a resolución d’a misión historica d’a clase treballadera aragonesa. En lo tactico (luitas cutianas) en lo tactico-estratechico (independencia y socialismo) y en lo estratechico (comunismo internacionalista).

A 20 d´aviento de 2012.

Diego M. Roig.