Home / Arias / Chunta sigue invisibilizando Mularroya

Chunta sigue invisibilizando Mularroya

    Desde Puyalón de Cuchas hacemos notar la incoherencia discursiva del diputado de Chunta Aragonesista Chesús Yuste en las cortes españolas. Y es que el hábito no hace al monje, en este caso una camiseta antitrasvase. No se puede interpelar a Rajoy sobre el trasvase del Ebro y los proyectos despilfarradores de dinero público de Yesa, Biscarrués y Bergantes y la deuda histórica con Jánovas, y de manera consciente ignorar públicamente una vez más Mularroya. Una actuación que daña social, económica y medioambientalmente y que implica el trasvase del Jalón al Grío, una obra técnicamente complicada y que es la parte fundamental de este proyecto.

    Haciendo un inciso con el proyecto de Yesa que hasta ahora ha sido Amaiur quién ha llevado el problema al congreso español. Quizá porque los últimos 17 meses de legislatura, el escaño de Yuste lo ocupará un defensor del recrecimiento de Yesa como Álvaro Sanz.

    No por conocida y esperada la postura sobre Mularroya es menos reprobable. Mientras en el caso del PGOU de Montanuy, que ampara la ampliación de la estación de esquí de Cerler, esgrimen la reciente sentencia del TSJA, en Mularroya no les valen tres sentencias. Es más, con ciertas dosis de cinismo han intentado desde CHA sacar rédito político a la última del Tribunal Supremo, que confirmaba punto por punto la de la Audiencia Nacional del Reino de España. Intentando presentarse como garantes del cumplimiento de la ley, cuando además únicamente han solicitado la paralización, no han cuestionado en ningún momento el proyecto de Mularroya ni menos aún han solicitado su descarte definitivo. En la votación en las cortes aragonesas pidiendo la continuidad de la obra se abstuvieron, una postura que no les compromete.

    Esta votación, la realizada en la comarca de Valdejalón y que fue llevada a varios ayuntamientos, nos parece muy grave e irresponsable que desde las instituciones públicas se pida al Gobierno español y la CHE que sigan las obras sin tener en cuenta la situación judicial, con el anteproyecto, proyecto y declaración ambiental anulados. De hecho el nuevo estudio de impacto ambiental tiene graves deficiencias, realmente no es compatible la ZEPA con el embalse, sino que además excluyó del estudio la zona del río Grío situada justo aguas abajo de la presa y que es ZEPA. Una catalogación ambiental que sí le vale a CHA en el caso del Bergantes para oponerse a dicho proyecto. CHA ha apoyado Mularroya tanto en varios ayuntamientos de Valdejalón, la Comarca de Valdejalón, la Diputación de Zaragoza y las Cortes aragonesas.

    Por todo ello denunciamos actitudes de hipocresía política que pueden crear confusión. Entendemos la defensa de la tierra como uno de nuestros pilares de actuación política. A todas las obras citadas aquí nos oponemos por igual y las encuadramos dentro del colonialismo interior que padece Aragón, y a la lucha entre los intereses de las clases populares frente a las oligárquicas.