Home / Arias / Ante una nueva agresión contra los zapatistas

Ante una nueva agresión contra los zapatistas

    MEX-ONH-EZLN-ARMAS_014-653x441Hace pocos días tuvimos la triste noticia de la nueva agresión contra las Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en la comunidad de La Realidad, Chiapas (México). Desde diferentes colectivos sociales, entre los que se encuentra Puyalón de Cuchas, nos sumamos a un manifiesto denunciando dicha agresión, y mostrando nuestra solidaridad con el pueblo zapatista.

    Desde Puyalón hemos querido hacer hacer un pequeño repaso rápido a la historia reciente en Chiapas, con el fin de poder entender mejor el marco en el cual se han producido dichas agresiones:

    El 1 de enero de 1994, las zapatistas sorprendían al mundo alzando la voz con los rostros tapados. Comunidades de indígenas, invisibles a los ojos de los malos gobiernos y al mundo entero, tomaron la palabra y demandaron techo, tierra, trabajo, alimentación, salud, educación, información, cultura, independencia, democracia, justicia, libertad y paz.

    Desde ese día la vida en Chiapas ha dado un giro de 180 grados.

    Gracias a los Caracoles (nacidos en 2003) y las Juntas de Buen Gobierno, las zapatistas están ejerciendo su propia Autonomía. Al margen de los malos gobiernos estatal y federal, ellas se autogestionan y organizan para vivir a sus modos y en sus tiempos. En apenas unas décadas han creado su propio sistema educativo, han abierto clínicas, han organizado su manera de trabajar y de impartir justicia…

    Y desde que las zapatistas caminan solas, los malos gobiernos tienen un obstáculo para sus fines. De repente el mundo se dio cuenta de que sí se puede vivir de una manera autónoma, al margen de instituciones viciadas, corruptas y asesinas.

    Así, tras el alto el fuego establecido 12 días después del levantamiento, las Comunidades zapatistas han venido sufriendo toda clase de acosos, ataques, desapariciones, ocupaciones de suelos y asesinatos. Es lo que se conoce como “guerra de desgaste integral”. Todo ello amparado, además, por un cerco mediático que silencia, minimiza y manipula todo lo que está ocurriendo.

    Pero no se le pueden poner puertas al campo, y somos muchas las que, desde todas las partes del mundo, estamos atentas y vigilantes a lo que allá ocurre, tratando de saltar ese bloqueo y de transmitir el mensaje de nuestras compañeras.

    Una de las acciones más graves ocurridas en Chiapas desde hace más de 10 años ha sido el reciente asesinato de José Luis Solís López “Galeano”, maestro de zona de la Escuelita por la Libertad, en el Caracol de La Realidad.

    El 2 de mayo, miembros del grupo paramilitar CIOAC-H, junto con miembros del Partido Verde Ecologista y del PAN entraron en el Caracol con armas de fuego, machetes, palos y piedras, matando a nuestro compañero, hiriendo a 15 personas más y dejando destrozadas la escuela, la clínica y varios vehículos. Se da la circunstancia además de que las víctimas iban desarmadas y en ningún momento entraron a la confrontación.

    Nuestra preocupación es grande, casi tanto como nuestra indignación. Las Comunidades venían sufriendo muchos ataques, pero hacía mucho que no tenían uno tan profundo y violento. Y sus consecuencias están por ver. Por el momento el EZLN ha vuelto al Caracol y está en alerta máxima y todas las actividades públicas se han suspendido.

    Lo que sí tenemos claro es que desde todas las partes del mundo vamos a estar vigilantes y atentas a cada movimiento de los malos gobiernos y de sus grupos paramilitares. Es fundamental que entiendan que las zapatistas no están solas y que la Autonomía zapatista es un proyecto real que protegeremos y defenderemos hasta donde haga falta.