Home / Internacional / Apoyo a la huelga general vasca del 30 de enero

Apoyo a la huelga general vasca del 30 de enero

    Manifiesto de apoyo solidario a la huelga general del 30 de enero de 2020 en Euskal Herria

    La lucha por unas pensiones dignas no es una lucha que incumba sólo a los pensionistas, ya que la defensa del sistema público de pensiones va estrechamente unida a la defensa de los derechos sociales y laborales recogidos en la Carta social de Aragón, aprobada por los sindicatos aragonesistas.
    Hay que garantizar las pensiones con cargo a los presupuestos generales y subir la pensión mínima, pero paralelamente es imprescindible conseguir los derechos recogidos en dicha carta social, como la eliminación de la precariedad laboral, la reducción de la jornada de trabajo, la subida del salario mínimo y la creación de un marco autónomo de relaciones laborales.
    Por ello todos los trabajadores estamos implicados en esta pelea y apoyamos la huelga general convocada en Euskal Herria, puesto que compartimos sus objetivos, expresados en el siguiente manifiesto:
    “El 30 de enero tendrá lugar una Huelga General, convocada por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, que está compuesta por las organizaciones sindicales de nuestro ámbito, así como por múltiples organizaciones sociales (pensionistas, feministas, ecologistas, movimiento juvenil, plataformas contra la exclusión social, la Red de Economía Social y Solidaria,…).
    Con esta huelga nos hacemos eco del llamamiento realizado por el movimiento de pensionistas, que tras dos años de continua y fuerte movilización en las calles planteó la necesidad de dar un salto cualitativo, incorporando a otros colectivos a esa justa lucha. Defender el sistema público de pensiones, así como el reconocimiento de un sistema propio de relaciones laborales y protección social, exigir una pensión mínima de 1.080 euros o garantizar el poder adquisitvo por ley, es una lucha que atañe tanto a las personas que perciben actualmente una pensión como a las futuras pensionistas.
    Además, en esta huelga, y en la campaña previa que venimos desarrollando, planteamos la necesidad de tomar medidas que acaben con la precariedad laboral y dignifiquen las condiciones de trabajo. Entre estas medidas se encuentran la reducción de la jornada a 35 horas, el establecimiento de un salario mínimo de 1.200 euros, la eliminación de la brecha salarial o la garantía del empleo y de las condiciones laborales en las subcontrataciones.
    También reclamamos el reconocimiento de derechos sociales hoy vulnerados, como el acceso a una vivienda de alquiler social o la garantía de la cobertura de todas las situaciones de dependencia por un sistema de servicios sociales público, universal y gratuito. Poner la vida en el centro exige visibilizar, dignificar y garantizar el trabajo de cuidados.
    Es hora de recuperar lo que nos han quitado en los últimos años de recortes, y además avanzar en la dirección que planteamos en la Tabla Reivindicativa que hemos acordado. Queremos unas pensiones, unas condiciones laborales y una vida dignas. Estamos en nuestro derecho y vamos a seguir luchando por ello, confrontando la lógica del sistema económico y social, que es capitalista, neoliberal, patriarcal y depredadora del planeta.
    Es necesario movilizarse, juntos y juntas haremos posible el cambio; sabemos que si no hay presión ni la patronal ni las instituciones (Gobierno Vasco, Gobierno de Navarra, gobierno español) van a ceder a nuestras demandas. Por todo ello, el 30 de enero, a la huelga general.”
    Por ello los sindicatos firmantes CATA, CUT, ISTA, SASA y SOA te convocamos a la concentración unitaria que realizaremos junto a otras organizaciones.