Home / Territori / Comarques / La Redolada de Viello Aragón de Puyalón de Cuchas expresa su gran preocupación ante las expropiaciones de Artieda

La Redolada de Viello Aragón de Puyalón de Cuchas expresa su gran preocupación ante las expropiaciones de Artieda

    El próximo miércoles 19 de septiembre la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) pretende expropiar 60 ha de tierras de cultivo propiedad de vecinos de Artieda.

    Según nos indica el concejal de Artieda Israel Orera de Puyalón de Cuchas, “el proceso incurre en toda una serie de graves irregularidades por parte de la CHE”.

    • El expediente se apoya en una declaración de urgencia fechado en 2001.
    • La expropiación se justifica por la construcción de una pista de acceso a una gravera para la extracción de áridos destinados a las obras auxiliares del pantano. Esta infraestructura podría llegar a afectar a unas 7ha de terreno, pero se expropian en su integridad todas las parcelas por las que transcurriría la pista sumando un total de 60ha de tierras de cultivo.
    • También hemos recibido informaciones, que son de dominio público en el territorio, de que los precios de expropiación son muy diferentes entre las distintas áreas afectadas dependiendo del grado de colaboración con la CHE o los enlaces políticos de los afectados, llevando a cabo verdaderas “expropiaciones a la carta”. Los precios que ofrece la CHE en Artieda no llegan ni al 30% de los precios señalados por peritajes externos encargados por los vecinos.

    Por todo esto pensamos que la CHE está aprovechando las expropiaciones para castigar al pueblo de Artieda por su actitud beligerante en la defensa de sus derechos. Constituye una muestra más del modo de actuar de una institución heredada de otros tiempos. La CHE se caracterizada por su funcionamiento corporativo y antidemocrático, donde el procedimiento administrativo y la legalidad son la máscara de decisiones precocinadas.

    Consideramos un acto de autoritarismo y prepotencia aprovechar la construcción de un camino para expropiar campos enteros comprometiendo la viabilidad de numerosas explotaciones agrarias artiedanas. Quitar 60 ha a los vecinos, cuando de construirse el pantano solo llegarían a inundarse pasado más de un lustro, en medio de la dura recesión económica que nos asedia es un ataque injustificable.

    El próximo miércoles vecinas y vecinos de Artieda, con otras gentes de la montaña y el llano tratarán de evitar las expropiaciones pacíficamente. Desde Puyalón de Cuchas esperamos que las instituciones rectifiquen y se ajusten a los principios democráticos evitando procedimientos violentos e irresponsables en su relación con el digno pueblo de Artieda.