Home / Territori / Aragó / Rechazo al Plan de Actividades Solidarias «Universitarios ​con la Infancia»

Rechazo al Plan de Actividades Solidarias «Universitarios ​con la Infancia»

    Desde Puyalón de Cuchas, queremos mostrar nuestro rechazo más rotundo al Plan de Actividades Solidarias en el ámbito educativo para estudiantes de la Universidad de Zaragoza, propuesto por la ONG Universitarios por la Infancia – Save The Children, en colaboración con el Servicio Provincial de Educación de Zaragoza y auspiciado por la Universidad de Zaragoza.

    Dicho acuerdo pretende llevar a estudiantes universitarios voluntarios sin formación especifica en educación a colegios e institutos zaragozanos para desarrollar labores de apoyo a alumnos con necesidades educativas especiales, refuerzo educativo en horario extraescolar, apoyo al maestro especialista en los centros de integración, etc….

    En definitiva y a todas luces el plan pretende sustituir a los profesionales de la educación, por voluntarios con la evidente intención de ocultar los recortes en educación llevados a cabo por el Gobierno de Luisa Fernana Rudi. Mientras el programa de refuerzo y apoyo al alumnado (PROA) y el programa de escolarización temprana de 2013, han sido eliminados “por decreto” de los IES y Colegios aragoneses, ahora, desde la Universidad y con la colaboración evidentemente intencionada del Servicio Provincial de Educación de Zaragoza se pretende suplir toda esa perdida educativa con Universitarios voluntarios a los que se intentara “comprar” otorgándoles créditos universitarios a cambio de su participación voluntaria en actividades para las que en algunos casos no están capacitados académicamente.

    Dos casos llamativos y alarmantes de esta propuesta son para Puyalón de Cuchas, el hecho de que los alumnos ACNEE (alumno con necesidades educativas especiales) que hasta ahora contaban con el referente del profesor de apoyo para su refuerzo educativo, después de los recortes donde IES y Colegios han perdido docentes en números escandalosos serán reforzados por estos universitarios voluntarios sin ningún tipo de formación en el campo de la educación, con la consiguiente perdida para el alumnado.

    Otro ejemplo más grave aun si cabe en este despropósito de plan del voluntariado, es el que alude a la atención de alumnos suspendidos del derecho de asistencia al centro, una tarea para la que el plan solo exige citamos textualmente: “ser estudiantes de los dos últimos cursos de cualquier estudio de Grado (incluidos los de segundo ciclo de planes en extinción) o estudiantes de Postgrado”, esto es y lo deja claro ser estudiante de cualquier tipo de Grado, la educación es compleja y todos lo sabemos pero si además para los casos más difíciles ni siquiera exigimos un mínimo de formación, véase ser estudiante de magisterio, trabajo social, educación social o cualquier otra de las áreas relacionadas con la misma que podemos esperar del resultado.

    Las conclusiones que desde Puyalón de Cuchas sacamos son claras:

    1. Se han querido ocultar los graves recortes sufridos en la educación aragonesa mediante un plan de voluntariado sin ningún tipo de criterio educativo.

    2. Se sustituyen profesionales por voluntarios sin formación especifica, por lo que va en detrimento del alumnado que al final es quien sufre una vez más los recortes. Además en esta misma línea tampoco sería licito aceptar ante los recortes de profesorado un voluntariado que lo sustituyera ocultando de esta manera la raíz real del problema que es el ataque frontal a nuestro sistema de bienestar.

    3. Se intenta recompensar un tipo de voluntariado dotándolo de unos créditos universitarios que evidentemente desdibujan notablemente la esencia propia de la palabra voluntariado.

    Por todo ello Puyalón de Cuchas rechaza frontalmente este plan de Actividades Solidarias y pide a la Facultad de Educación y a las demás Facultades o Escuelas relacionadas de una u otra manera con la educación, que le exijan a la universidad de Zaragoza la derogación de dicho plan.

    Igualmente pedimos que la ONG Save The Children retire este plan y no le haga el juego fácil a la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón, única responsable de los recortes y del detrimento de la enseñanza en nuestro país.