Home / Territori / Aragó / Puyalón de Cuchas muestra su apoyo y solidaridad con la campaña “Hambre de Vivienda”

Puyalón de Cuchas muestra su apoyo y solidaridad con la campaña “Hambre de Vivienda”

    Puyalón de Cuchas, organización política de la izquierda independentista aragonesa, quiere mostrar su apoyo y solidaridad con la campaña “Hambre de Vivienda” realizada por tres miembros de Stop Desahucios Zaragoza, Rosa, Luis y Miguel.

    Estos compañeros están realizando una huelga de hambre en la plaza de Aragón de Zaragoza, frente a las sedes de Kutxabank y Bankia, para protestar contra la política abusiva de estas dos entidades bancarias. Las dos se niegan a dar soluciones viables a estos compañeros como pudieran ser la dación en pago o un alquiler social hasta que mejore su situación personal.

    Puyalón de Cuchas denuncia que una entidad rescatada con dinero público como es Bankia debe ser nacionalizada, y sus activos inmobiliarios vacíos tienen que pasar a un parque público de vivienda social. Actualmente ha cambiado de gestores privados a públicos pero sin variar un ápice su política de máximo beneficio capitalista sin importar las personas o entidades a las que perjudique con estas políticas. La nacionalización de las entidades bancarias rescatadas para la creación de una banca pública debe ser una prioridad para la consecución de la soberanía económica y política de Aragón.

    Reclama que las entidades bancarias implicadas, Bankia y Kutxabank, atiendan las justas peticiones de los compañeros, y anima a toda la ciudadanía aragonesa a apoyar y visitar el puesto de Plaza Aragón en Zaragoza donde están haciendo la huelga de hambre. Asimismo nos adherimos a la concentración del domingo 7 de julio y llamamos acudir a ella tanto a nuestra militancia como al resto de la ciudadanía aragonesa.

    Desde Puyalón de Cuchas queremos denunciar una vez más la actitud del gobierno español y del grupo parlamentario del Partido Popular, que ninguneo en el Congreso español a la ILP que quería regular la dación en pago retroactiva, tras conseguir más de un millón cuatrocientas mil firmas de ciudadanos del estado español. Volvemos a exigir su reconsideración y su aprobación ante las graves consecuencia sociales y económicas que están teniendo la políticas de crédito fácil, que realizaron las entidades bancarias en los años de bonanza. Unas políticas que maximizaron sus beneficios a la par que empobrecieron y condenaron de por vida con deudas impagables a muchas familias trabajadoras.