Home / Àrees / Puyalón de Cuchas se congratula por la desestimación de reanudar las obras de Mularroya.

Puyalón de Cuchas se congratula por la desestimación de reanudar las obras de Mularroya.

    Desde Puyalón de Cuchas mostramos nuestra satisfacción y alegría ante la noticia de la negativa a reanudar las obras del pantano de Mularroya. La noticia la sido dada a conocer por un colectivo como COAGRET, no por la administración. La Audiencia Nacional española desestimó el pasado 12 de Diciembre de 2013 la petición de la abogacía del Estado de reanudar las obras, basándose en motivos de seguridad y hasta alcanzar la cota 454,50 m.s.n.m, que de facto supone casi la definitiva, la actual es de 438,00 m.s.n.m. La Sala no considera justificada la petición ni se aporta la documentación que la justifique. Considerando que así se cumple la sentencia del 10 de Junio de 2009. A pesar del nuevo varapalo judicial la administración ha mandado nueva documentación para conseguir la aprobación y retomar las obras de Mularroya.

    Resulta paradójico el empecinamiento de la CHE en mostrar un peligro en Mularroya, que no es precisamente ese sino la inestabilidad del terreno, mientras disimula el caos que  protagoniza en Yesa, donde sigue enterrando millones de euros.

    Este varapalo de la Audiencia Nacional supone un reforzamiento aún mayor de las tesis de los colectivos opositores, que ya advertimos de las carencias de las medidas correctoras presentadas por la CHE. Todo ello a pesar de la ligereza y los intentos constantes de minimizar estos problemas por parte de los dirigentes comarcales y la propia CHE. Problemas que no se han resuelto ni con la rapidez ni la facilidad que auguraban por lo que deberían dar cuenta públicamente en vez de mantener silencio. Ya se ha cumplido el año de plazo que anunció el señor De Pedro para reanudar las obras y se ha demostrado que es algo más allá de proteger una planta o un ave que es su habitual discurso.

    En el informe de la CHE se puede leer que con la cota actual si hubiera rotura, supondría daños importantes en la población de Ricla con riesgo para la vida de las personas e importantes daños materiales. Viendo la inestabilidad del terreno, cabe imaginar daños aún mayores en caso de rotura con la cota final de 477,00 m.s.n.m. A día de hoy y tras la reunión de la CHE con responsables comarcales sobre el Plan de Emergencia de Mularroya, no se ha difundido el contenido de esa reunión a la población.

    Hacemos un llamamiento a la responsabilidad de todos los grupos políticos que hasta hoy vienen apoyando en las instituciones la construcción del pantano de Mularroya a que vean que una vez más la justicia nos da la razón y que es incompatible la protección de la ZEPA con el pantano y el trasvase del Jalón. Deben dar una información clara y veraz sobre el precio del agua a los agricultores, para evitar casos como el de los agricultores de Ricla con el canon de La Tranquera, directamente relacionado con Mularroya. Y que muestren sensibilidad con la situación de riesgo en que queda la localidad de Ricla con este proyecto y con la que Puyalón de Cuchas se solidariza.