Home / Àrees / PUYALÓN RECLAMA LA DISOLUCIÓN DE LA UAPO

PUYALÓN RECLAMA LA DISOLUCIÓN DE LA UAPO

    La concejala Elena Giner debe cumplir el programa electoral de Zaragoza en Común y disolver la UAPO. Esta unidad policial que acumula decenas de denuncias por malos tratos físicos y morales

    El Gobierno de la Ciudad, en 2015, determinó que fuese D.ª ELENA GINER MONGE la Concejala de Participación ciudadana, Gobierno Abierto y Policía Local del Ayuntamiento de Zaragoza.

    La gestión de esta Concejala hacia una humanización de la Policía, con un perfil más comunitario y con vocación mediadora no deja de ser nada más que un brindis al sol. De hecho, en pasados días hemos tenido la vergüenza ajena de asistir a declaraciones oficiales de esta concejala y de otros miembros del Gobierno Municipal acerca de que la labor de apoyo que realizan los funcionarios policiales integrados en la UAPO es ineludible, haciendo “inviable” la disolución de esta Unidad de la Policía Local zaragozana.

    disolucion-uapo

    La UAPO fue creada en Julio de 2006 por Carlos Pérez Anadón, siendo un proyecto estrella del PSOE zaragozano. Se compuso en un primer momento de 150 agentes, y según consta en las hemerotecas ya en el mismo momento de que echase a andar, motivó que los sindicatos expresaran su pesar ante una fuerza policial que tendría un uso “discrecional y político”.

    Desde Puyalón de Cuchas consideramos grave el error que la Concejala Sra. Giner comete al dar aliento a esta Unidad y no sólo al no anunciar una disolución ordenada y paulatina, sino al afirmar que “las Unidades de Apoyo Operativo serán parte del modelo de policía de proximidad.” No puede decirse que un cuerpo policial puede ejercer funciones de mediación comunitaria, sencillamente porque la mediación es una estrategia de solución de conflictos basada en la voluntariedad y queda invalidada cuando el mediador –o cualquiera de las partes-, mantiene una posición jerárquica.

    Pero no puede afirmarse con un mínimo de coherencia política que la UAPO ejercerá como policía de proximidad, cuando su  actuación se ha visto ensombrecida por decenas de casos de denuncias de malos tratos físicos y morales, y cuando colectivos sindicales y de derechos civiles de esta ciudad han puesto en marcha desde principios de 2015 una campaña de recogida de apoyos exigiendo su disolución.  Colectivos que, por cierto, están sufriendo amenazas más o menos explícitas por parte de algunos representantes sindicales de la Policía Local.

    Parece obvio que el incumplimiento del programa electoral responde a una falta de voluntad política y de valentía de la concejala ya que esta decisión ni requiere mayoría del Pleno al ser competencia del gobierno municipal, ni tiene implicaciones presupuestarias al no suponer un aumento del gasto, ni es una medida que vaya a suponer contestación social. Por todo esto instamos a dicha concejala a actuar con valentía y voluntad política, y cumpla los acuerdos del programa electoral con que ZeC se presentó a las elecciones municipales de 2015 y se disuelva la unidad de apoyo operativo (UAPO).