Home / Campanyes / Báculo del Papa Luna

Báculo del Papa Luna

    El báculo del Papa Luna, Benedicto XIII, estába en el Real Monasterio de Santa María de la Piedad de  Trasobares, Comarca del Aranda. Fué realizado en  Avignon entre 1342 y 1352. En origen era el báculo papal de Clemente VI, siendo remozado para el uso de Benedicto XIII, el Papa Luna, el cual lo dono al Real Monasterio de Trasobares.

    Tras la desamortización de 1837 del estado español, las monjas marchan a  distintos monasterios  llevándose entre los bienes. El báculo fue al monasterio navarro de Tulebras donde el báculo permaneció hasta 1862, en dicho lugar fue “enajenado” pasando por manos de diversos traficantes de antigüedades, hasta que fue adquirido por Patrimonio Nacional en 1875 y depositado en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid donde sigue actualmente.

    El báculo del Papa Luna es una pieza excepcional, tanto por su calidad como por su origen. Tiene un vástago prismático hexagonal presenta decoración geométrica grabada con caras alternadas, la  manzana central está adornada con lisonjas salientes, de superficie esmaltada decoradas con llaves cruzadas de oro sobre Luna menguante  de plata, armas de Benedicto XIII, tiara con ínfulas de sinople sobre Luna menguante de plata, siempre en campo de gules, alternando con flor púrpura botonada de oro en campo de azur. El nudo tiene forma de templete de tres pisos con ventanas de arcos apuntados y huecos, lobulados, entre contrafuertes y pináculos. Sobre esta base se alza el árbol, de sección poligonal con pequeña peana a media altura y vuelta rematada en un basamento sobre el que se dispone el grupo de la Anunciación, Ángel anunciador y Virgen María. La superficie se decora con una cenefa esmaltada con veinticuatro circulillos con aves en diferentes posiciones, ondas que encierran hojas y círculos con rosetas de esmalte rojo sobre fondo negro. La decoración vegetal del báculo simboliza la vara florida de Aarón.

    patrimonio expoliado Báculo del Papa Luna Benedicto XIII