Home / Campanyes / PORTADA ROMÁNICA DE EL TORMILLO

PORTADA ROMÁNICA DE EL TORMILLO

    La décima entrada de la serie de “Patrimonio Olvidado. Patrimonio aragonés expoliado o amenazado” corresponde a la portada románica de El Tormillo. Esta portada fué arrancada por el Obispado de Lleida y colocada desde finales del siglo XIX en la iglesia de San Martín de Lleida

    Desde Peralta de Alcofea, municipio del que depende El Tormillo, se dice que no fue una donación y que los documentos demuestran la propiedad sobre este bien. Recientemente la Generalitat ha restaurado la portada consolidando la piedra, algo que a juicio de dicho ayuntamiento no es legal al carecer de competencias sobre un bien ajeno. También en Lleida y de Peralta de Alcofea es la tabla de San Pedro y la crucifixión, del siglo XV.

    La portada se ubicaba en la iglesia de Santiago, fuera de culto desde hace más de un siglo y de la que se derrumbó en 1982 el muro norte y la bóveda apuntada pegada a la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Los Ángeles. De haber actuado antes no se hubieran perdido elementos arquitectónicos y pictóricos. Con la actual restauración El Tormillo recupera su patrimonio que debe ser completado con el pórtico.

    La portada estaba en el lado sur y se data alrededor del siglo XIII. Es similar a las cercanas de Salas y Foces. Tiene cuatro arquivoltas con arcos de medio punto, con decoración de arquillos ciegos la primera, baquetones en zig zag la segunda y puntas de diamante en la tercera

    La fecha de este atentado al patrimonio aragonés se estima entre 1893 y 1898. Desde entonces sirve para decorar la iglesia de San Martín en Lleida reabierta en 1893 al culto. Fue orden del obispo de Lleida José Messeguer, quien ideó la creación de un museo con piezas entonces de la diócesis de Lleida entre las que también se incluye el frontal de Berbegal.