Home / Àrees / Impuesto de Sucesiones en Aragón – Economía agraviada

Impuesto de Sucesiones en Aragón – Economía agraviada

    Economías Agraviada-Impuesto de Sucesiones

    Todas las que tenemos conciencia de la importancia de la Seguridad social, los servicios sociales, sanidad o educación pública en Aragón, hemos tenido que escuchar alguna vez esa incómoda conversación en la que se achaca al Impuesto de Sucesiones, Donaciones o Patrimonio la pérdida de un porcentaje de una herencia, algunas veces conseguido con el esfuerzo de una vida de trabajo, para revertir en las arcas de la comunidad. Arcas de una comunidad como Aragón, devastadas y vaciadas por el afán recaudatorio del estado español, que jamás revierte estos impuestos en nuestro castigado país. 

    Con esta plantilla de Economía Agraviada queremos explicar de una manera resumida cuáles son las causas de tener uno de los porcentajes más altos de pago en impuesto de Sucesiones, Donaciones (o Patrimonio) del estado español. La necesidad de recursos económicos de nuestras arcas es altísima para poder mantener unos servicios públicos transferidos en la peor de las condiciones, con un medio rural despoblado y unas distancias entre ellos muy extensas (malas comunicaciones). Las recaudaciones de todo tipo de impuestos generada por una población de 1,313 millón de habitantes no son las mismas que una comunidad como Madrid con 6,587 millones. Allí donde el sistema neoliberal tiene las únicas posibilidades de conseguir algún buen resultado. Para colmo, las inversiones del Estado, del fondo de Suficiencia o el de Compensación Interterritorial castigan año tras año a Aragón, a sabiendas de que nuestro País es un generador de recursos, que deben revertir fuera del territorio.

    Con todos estos datos analizados, extraídos de las cuentas de 2015 a modo de ejemplo, podemos decir que la Comunidad Autónoma de Aragón vive en un estado de semi-colonia que le hace perder cada año recursos, población y servicios para el estado de bienestar.