aragonés | catalán | castellano
Breaking News
Inicio / Territorio / Aragón / Puyalón de Cuchas apoya la convocatoria de huelga del 14 de noviembre

Puyalón de Cuchas apoya la convocatoria de huelga del 14 de noviembre

    Puyalón de Cuchas, la organización política de la izquierda independentista, apoya la convocatoria de huelga y jornada de lucha internacional del 14 de Noviembre. Por ello, estaremos junto al Sindicato Obrero Aragonés y otras organizaciones de la izquierda sindical plantando cara al Estado y al Capital, construyendo nuevas relaciones de fuerza frente a la ofensiva neoliberal.

    Vivimos tiempos difíciles, un momento crítico en el que las mayorías populares sufrimos la supresión de todos los derechos que a lo largo del último siglo habíamos conquistado por medio de la lucha obrera.

    ¡Basta de desposeer al pueblo de sus conquistas!

    El programa de ajuste neoliberal no es más que un plan de saqueo organizado: un plan de desposesión, que cercena el poder político y sindical de la clase trabajadora, desangra sus salarios y destruye sus derechos sociales. Un plan de privatización y mercantilización, que busca transformar en mercancías la cultura, la salud, la educación, etc. El método es sencillo, los sistemas públicos de salud se desmantelan asfixiándolos sin presupuestos, mientras se gastan locuras en rescatar a la banca privada. En suma, la gestión de la crisis no responde sino a un plan de servidumbre, que busca someter a los pueblos a la tiranía de la deuda externa y a las personas a la esclavitud de las hipotecas y del salario mínimo.

    Según vienen graznando, el ataque a lo público se justifica en el déficit presupuestario, un déficit que, como bien sabemos, no está provocado por el gasto e inversión en asuntos sociales. Más aún, mientras se amnistía fiscalmente a élites defraudadoras se sube el IRPF para los asalariados y asalariadas. Incluso se sube el IVA y otros gravámenes al consumo que castigan con fuerza a los que menos tienen: trabajadoras, pequeños comercios y microempresas. La oligarquía en el poder protege todos sus intereses. Y no irá a buscar el dinero allí donde se encuentra: en esas minorías que acumulan activos y propiedades. Porque acabar con el déficit sería sencillo gravando las rentas del capital, el tráfico de capitales, pero prefieren castigar con más impuestos a las familias trabajadoras que gracias a la desregulación liberal y al drama del paro están cada vez más indefensas y sometidas.

    ¿Y todo esto para qué? El objetivo estratégico de las élites capitalistas es sin duda recuperar los márgenes de beneficio aumentando la tasa de explotación. El miedo al desempleo hace que los que menos tienen se sometan a trabajar más por menos. Así todo un ejército de parados (ejercito industrial de reserva, que llaman los teóricos) está en la calle buscando un empleo , listo para sustituir a obreros despedidos, aunque sea por un salarios cada vez más escaso. Pero todo esto necesita de resortes técnicos y legales: el desempleo se apoya en las medidas de “flexibilidad laboral”, que debilitan legalmente a la parte de por si más débil en las relaciones laborales: el asalariado frente al empresario. Porque los gobiernos capitalistas nunca protegerán a las trabajadoras con una legislación que se acerque remotamente a la justicia que ésta precisa, pues saben que un paro alto y unos trabajadores frágiles son garantía de salarios bajos.

    Los grandes sindicatos (CC.OO, UGT…), asentados en el poder durante los últimos treinta años, insisten en estrategias desmovilizadoras. Continúan sin pasar página, sin romper claramente con el sistema de concertación social, de pactos y entreguismo. Se empeñan en bailarle el agua al PSOE, planteando una huelga cuyo único objetivo parece debilitar al gobierno sin construir la lucha internacionalista y anticapitalista que necesitamos: sin plantear una ruptura. Desde la izquierda combativa, por el contrario, asumimos el reto de proponer a las trabajadoras referentes positivos existentes en Aragón de lucha obrera y de defensa de los intereses del Pueblo Aragonés.

    En este sentido, un objetivo que plantearía un punto de inflexión, es el de construir un Marco Aragonés de Relaciones Laborales (MARL), donde seamos las aragonesas las dueñas de nuestro modelo laboral y decidamos las relaciones laborales que queremos, con una Agencia Tributaria y una Seguridad Social propias. Una recuperación de soberanía en cuestiones laborales y fiscales, desde la que plantear la lucha mediante un modelo sindical radicalmente distinto al que nos viene impuesto desde el Reino de España. Ni nos valen sus “relaciones laborales” cocinadas a la medida de la oligarquía española ni nos representan los sindicatos del sistema afincados en Madrid; precisamos, por el contrario, un modelo de sindicalismo y de lucha obrera, construido desde abajo, desde la autoorganización y la autogestión de los y las trabajadoras.

    Un nuevo modelo sindical, de lucha obrera, ha de tener traducción en nuevas formas de lucha que rompan con el modelo que CC.OO. y UGT nos han impuesto desde la Transición. En concreto, desde Puyalón entendemos que la huelga como herramienta de lucha de la clase trabajadora debe ser extrapolada hoy más que nunca a todas las áreas de la sociedad, debemos sacarla de los centros de trabajo y de la idea de defensa y mejora laboral. Hay que reinventar la huelga liberándola del secuestro al que la han sometido los sindicatos mayoritarios y convirtiéndola en lo que, en la línea de las mejores tradiciones de la clases obrera, siempre fue y ha de volver a ser: el medio de paralizar una sociedad para dar libre expresión a las necesidades socioeconómicas, sí, pero también sociales, políticas o de género de todos los miembros oprimidos de una sociedad.

    Para ello, proponemos ampliar el alcance de la huelga y llevarla a todos los ámbitos de nuestra sociedad, superando así el concepto de huelga laboral y convirtiéndola en huelga social en la que la lucha es la defensa de todos los intereses de la sociedad contra aquellos pocos que intentan no solo cambiar el modelo laboral sino el modelo de bienestar social con el que contamos. Y así, entendemos que esta jornada del 14N ha de expandirse al ámbito de los cuidados, del género, de las desempleadas y del consumo, hasta dar una respuesta completa, radical, internacionalista, solidaria y desde abajo a las políticas estatales y europeas contra este pueblo y todos los de Europa. Porque Su crisis es su pretexto para transformar la sociedad hacia un capitalismo de barbarie donde a las masas sociales se les recortan todos los derechos y libertades para favorecer los intereses de esos pocos oligarcas.

    El camino es largo, debería ser también ancho. En Puyalón de Cuchas apostamos por construir un Frente Europeo Anticrisis, que permita la unidad de acción de fuerzas sindicales, políticas y sociales de la izquierda anticapitalista con una agenda internacional de huelgas y movilizaciones, cuyos mínimos deberían consistir en: unos servicios y prestaciones sociales básicos públicos y gratuitos -derecho a la ‘ciudad’ como también se denomina-, reducción de la jornada laboral, trabajar menos para trabajar todos y vivir mejor.

    Los objetivos de esta huelga están en dar un primer paso ensayando las movilizaciones sociales hacia un cambio de modelo económico. ¡Es una primera jornada de huelga europea contra el saqueo neoliberal! Cierto que tal como viene planteada no será gran cosa, con todo, a pesar de ser una huelga hecha de cualquier manera, se llama a la movilización llamando ya en muchos estados y países de la Europa desheredada… Vamos a ver como un simple ensayo general pone taquicárdico al poder, los medios estallarán con su manipulación, la oligarquía rebuznara nerviosa, la policía se indigestará, todo porque siendo una huelga desorganizada las calles serán nuestras por un día. La huelga es el gran carnaval social en el que ponemos el mundo al revés. La gente del pueblo podemos señalar a los poderosos y reír… y gritar, porque sabemos que si un día de estos nos organizamos bien los barreremos como la basura de la historia que son. Nuestro éxito estará en tomar las calles, en disfrutar de ese momentáneo poder popular, demostración viva del mundo que podemos conquistar.

    Porque Aragón económicamente igualitaria, medioambientalmente sostenible, socialmente justa, culturalmente emancipatoria y políticamente soberana sólo será posible desmontando las estructuras del capitalismo.

    Contra la Europa del Capital, por una Europa social, democrática y de los Pueblos.

    About Puyalón de Cuchas