aragonés | catalán | castellano
Breaking News
Inicio / Territorio / Aragón / Zésar Corella: “Desde Puyalón hemos trabajado activamente en Cambiar Aragón para conseguir el objetivo de la unidad popular”

Zésar Corella: “Desde Puyalón hemos trabajado activamente en Cambiar Aragón para conseguir el objetivo de la unidad popular”

    zesarcorella2Finalmente no ha podido ser, el proyecto de confluencia y de unidad popular Cambiar Aragón no sale adelante. Después de intensos meses de trabajo, de acercar posiciones y de mantener el equilibrio para conseguir la unidad de la izquierda, no hemos podido conseguir salvar nuestras diferencias para concurrir unidas a las elecciones autonómicas. Así como muchos procesos locales están dando sus frutos, el autonómico tiene otros tiempos, otras implicaciones y otras necesidades estratégicas.

    Desde Puyalón hemos trabajado activamente todo este tiempo para conseguir el objetivo de la unidad popular. Esa era nuestra apuesta y no podemos decir que no hayamos encontrado interlocutores con las mismas aspiraciones. Para nosotras era prioritario que la izquierda y los movimientos sociales de todo el territorio aragonés configuraran un solo bloque con el que llegar a acabar con el tripartido PP-PSOE-PAR que tanta miseria y ruina nos ha traído. De la mano de decenas de Ganemos locales, hemos trabajado junto con colectivos ciudadanos y otras organizaciones políticas para construir ese polo anticapitalista y de izquierdas que diera respuesta real a las necesidades de las clases populares aragonesas.

    Pero desde el principio lo tuvimos difícil. La unidad solo es efectiva si es unidad verdadera y en ella están representadas todas las sensibilidades de la izquierda. Y la realidad pronto nos demostró que Cambiar Aragón no iba a ser así. Primero fue Podemos quien se descolgó de cualquier proceso de unidad popular a nivel autonómico. Estrategia respetable pero poco entendible para nosotras si lo que se quiere es ganar y canalizar las aspiraciones de los movimientos sociales aragoneses. Más tarde sería CHA la que nos daría otro jarro de agua fría, obviando la necesidad de confluencia y de unidad popular que nos impone nuestro tiempo.

    Pese a ello decidimos continuar, porque la unidad seguía siendo un mandato social, gracias a la ilusión y el trabajo de colectivos ciudadanos como Ateneo, CUIZ o C+; así como la buena sintonía entre las organizaciones políticas que participábamos, Puyalón, Equo e Izquierda Unida. Había voluntad de seguir construyendo la unidad de la izquierda, pero también había mucha presión por los tiempos; diferentes visiones de cómo habían que abordarse los meses siguientes; y todo ello en un proceso degradado que no era lo que habíamos querido construir. La unidad popular y de la izquierda, Cambiar Aragón, no podía ser una mera coalición, teníamos que construir algo más que finalmente no ha podido ser.

    He de decir que durante todo el proceso el diálogo y el trabajo han sido sinceros. No dudo de la buena voluntad de todas las partes implicadas y quiero agradecer especialmente la constancia y el buen hacer de las organizaciones ciudadanas que participan. Probablemente una de las cosas más positivas con las que me quedo de este proceso es que de algún modo conseguimos salir del zaragozacentrismo que nos caracteriza, tener en cuenta el territorio que, al final, era el que con más fuerza pedía la unidad popular y de la izquierda.

    No sé si el momento no estaba lo suficientemente maduro, si la situación de asimetría entre organizaciones era un lastre tan grande o si no ha podido ser porque no conseguimos llevar a cabo el proyecto original que queríamos para Cambiar Aragón. Lo cierto es que finalmente Izquierda Unida puso unas condiciones a la confluencia que el resto de actores, organizaciones políticas o ciudadanas, difícilmente podíamos asumir. Probablemente sea comprensible desde su perspectiva pero no por ello más fácil aceptar para el resto.

    Para Puyalón Cambiar Aragón nació para ser otra cosa diferente de la que en las últimas semanas estábamos construyendo. Para nosotras era primordial que la acción parlamentaria resultante estuviera gestionada y controlada por un órgano que representase la unidad popular que estábamos construyendo. Del mismo modo queríamos que fuera un proceso participativo y, también, contribuir con esta candidatura a la construcción del movimiento soberanista aragonés, trabajando la unidad popular como punta de lanza para nuestras reivindicaciones como pueblo. Pero todos estos objetivos se fueron difuminando conforme, paulatinamente, el proceso se degradaba y se imponían unas condiciones que no respondían a lo que, entendíamos, debía ser Cambiar Aragón.

    Quiero dar las gracias a todas las personas y organizaciones que han participado en este proceso, porque sé que han trabajado de buena fe. Aunque no hayamos conseguido la unidad popular y de la izquierda, todo lo que hemos hecho los últimos meses no ha sido una pérdida de tiempo. Los canales de diálogo y la voluntad de trabajar conjuntamente para construir la unidad permanecen. Estoy seguro de que todo lo que hemos hecho tendrá su utilidad en un futuro no muy lejano, probablemente cuando la situación y las organizaciones estén más maduras para poder confluir.

    Desde Puyalón seguiremos trabajando en todos los espacios unitarios que respondan a los intereses del movimiento popular aragonés y en los que éste sea el verdadero protagonista. Trabajaremos en la calle, en los barrios y en los centros de trabajo para reforzar ese movimiento; igual que lo haremos en las instituciones en las que estemos con el mismo objetivo. Quien esté dispuesto a defender sinceramente y con honradez al pueblo trabajador aragonés podrá contar siempre con nosotras. Al fin y al cabo ese ha sido siempre nuestro interés y por él seguiremos trabajando, la liberación nacional, social y de género de nuestro pueblo.

    Zésar Corella | Coordinador Nacional de Puyalón de Cuchas

    About admin