aragonés | catalán | castellano

¡RESISTENCIA, DIGNIDAD Y COMBATE! #NOSQUEREMOSVIVAS

    El Día Internacional Contra la Violencia Machista (25 de noviembre) es el momento ideal para exigir que “Nos queremos vivas“. Puyalón de Cuchas entiende su compromiso de clase como parte del feminismo combativo, para liberarnos de las cadenas, las visibles y las invisibles.
        El goteo sangrante y doloroso sigue su curso. Ya son cerca de ochocientas mujeres en los últimos años en el Estado español. ¿Hasta cuando? El capitalismo no tiene respuestas eficaces para esta violencia. Tampoco le interesa. El patriarcado sólo ve como normal el ser hombre, blanco, heterosexual y de clase acomodada. De aquí nacen todas las violencias. Hacia las personas LGTB+, hacia los inmigrantes, hacia los movimientos rupturistas.
        Los mitos y realidades sobre la violencia machistas siguen ahí, en la calle, el caso de “la Manada” es un ejemplo claro, de un juicio paralelo sin el menor pudor. El No es No parte de un “tú puedes ir haciendo hasta que te digan que no”. De esta forma llega el abuso, la violación y la denuncia.
        El patriarcado sanciona: “como vais solas, bebidas”… “si vistes así, es normal”. Ni estamos locas, ni somos putas ni somos unas arpías. La policía y los jueces siguen en la ambigüedad, no se actúa con contundencia. Las víctimas siguen desprotegidas. Sólo quieren invisibilizar la dimensión real de esta lacra.
        Puyalón de Cuchas defiende la completa emancipación de la mujer, ya que es una de las herramientas fundamentales para conseguir un sistema nuevo sobre premisas de igualdad y liberación. La vía más sólida para liberar y concienciar se concreta en la educación, tanto en sus aspectos más formativos como en la necesidad de empoderar a todas las mujeres. La hipersexualización de las menores es un ejemplo gravísimo de esta violencia patriarcal.
        Puyalón de Cuchas lucha para cambiar los patrones socio-culturales, el patriarcado quiere una sociedad sometida, que justifique los tópicos de siempre. La soberanía, colectiva y personal, significa decidir sobre nuestros cuerpos y sobre nuestro destino. Aragón, las mujeres, los sujetos reprimidos, deben empoderar y construir su futuro, porque el sistema nos quiere calladas. Como afirma Angela Davis, “no queremos inclusión ni diversidad, sino crear una nueva sociedad sin racismo”
    25n Día Internacional Contra la Violencia Machista